lunes, 30 de junio de 2014

Hace frío

Hace frío, y siento que los dedos se me pueden caer a pedazos. La estufa ofrece un calor mortecino. La mitad del mundo es una media luna de hielo.

Hace frío. Escucho el aullido de las motocicletas. Ilusorios fuegos artificiales. Tememos, naturalmente, la sombra de los delincuentes.

Hace frío. Los tres perros de la casa duermen en el suelo del comedor, entre las patas de las flacas sillas. El techo de zinc multiplica el helado fulgor de la noche. Hacia la madrugada, vendrán la bruma y los colectivos.

Hace frío, y escribo. Y con las letras, viene el calor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario