jueves, 5 de junio de 2014

Payaso

Soy una persona extraordinariamente distraída y doy gracias a Dios por ello. No me enfurece tanto que la gente se ría por mis efímeros tropezones. Me gusta pensar que soy el payaso de los cielos, que la posibilidad de risa o de burla es fruto de mi estupidez voluntaria. En resumen, me gusta pensar que puedo hacer reír a una buena audiencia.

¿Autoestima? Claro que la tengo. Solo que prefiero sacarla de mi pecho en los mejores momentos del día. Cuando escribo, cuando leo y cuando me recuerdo que estoy vivo.

1 comentario:

  1. Es divertido reírse de si mismo, yo lo hago todo el tiempo jajaja... . Muy bueno, me ciento muy edificada.

    ResponderEliminar