lunes, 7 de julio de 2014

El canario

Es una noche apacible. Escribo con desenfado. No escojo un tema prefijado. Apilo las palabras sin preocupación.

En mi repertorio de afanes deberían figurar mis estudios universitarios, mi situación laboral, mi futuro…

Soy un canario enjaulado en el presente. No puedo ver más allá de los barrotes del tiempo. Debería sentirme perturbado, abrumado, con el existencialismo mordiéndome las alas.


No lo estoy. Soy un pájaro. Nada más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario