sábado, 4 de octubre de 2014

Matar sin matar

No hay mejor venganza que la escritura. Sujetar el retrato del ser más odiado entre las cejas, con las tensas neuronas, y escribir pensando en la rabia. Esta es la mejor definición que se me ocurre de catarsis.

¿Para qué gastar plata en armas y balas, si podemos acabar con el otro con lápiz sin papel? Este es el poder que las palabras nos conceden. Matar sin matar. Esto es catarsis, arte, desahogo y liberación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario