martes, 30 de diciembre de 2014

¿En qué estaba pensando...?



¿En qué estaba pensando…?

Estuve al borde de renunciar a los sueños y saltar al vacío. Y, de pronto, canciones de esperanza me atan a la vida que tanto amo.

¿En qué pensaba…? ¿Qué quimeras enfermaban mi cabeza? ¿Qué caliginosas sombras me atormentaban? Han desaparecido. Sólo hay lágrimas de felicidad en mis ojos hambrientos de milagros.

Dios, ¿en qué pensaba…?

Tantas veces he desperdiciado tiempo por mis amarguras vanas. No quiero vivir así. No quiero. Oh, Dios, que me arrancas la hiel y llenas mi boca con la miel de los caros leones. Oh, Dios, ¿por qué lloro? ¿Por qué salto? ¿Por qué río?

¿En qué estaba pensando? Todavía, allí, está el camino… Lleno de polvo y de peligro. Quiero recorrerlo. No solo. No estoy solo. Estoy rodeado de estrellas y de luciérnagas que me iluminan en las noches terribles.

‘¿Y aún crees –dice Dios, cruzado de brazos– que te he desamparado? ¿Crees que te odio? ¿Qué te desprecio? En mi corazón azul sólo hay lugar para el amor. No, hijo… Soy viejo y sabio y eterno, pero tú…’

Él se interrumpe. No puedo escucharlo. Quiero escucharlo.

‘¿En qué estabas pensando?’

Ahora, en el presente, sólo quiero vivir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario