lunes, 12 de enero de 2015

Oscuridad en mis palabras



No he escrito nada nuevo en esta oportunidad porque ya no estoy seguro de lo que quiero escribir a estas alturas. Sólo sé que hay una oscuridad en mis palabras, un entenebrecimiento de mis ojos sin precedentes. Mis textos pretéritos, tan rebosantes de una esperanza evocadora, suenan hipócritas. Mas, si acaso expreso mi enojo o amargura, se me interroga acerca de la precisa causa de dichos pesares.

Está prohibido el pesimismo en mi corazón. Y cada vez que quiero abrirlo al público, la conciencia me dicta cómo y con quiénes hacerlo. ¿Es la conciencia o el miedo? ¿Cuál es la diferencia? Tengo que esconder mi desconfianza tras una máscara de felicidad.

¿De dónde viene tanta cólera ciega, tanto enojo sordo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario