miércoles, 1 de julio de 2015

El enigma de azúcar



-¿Y vos qué le darías?

¿Qué le regalaría yo a una chica en la semana de la dulzura? Ésa era la pregunta.

-Y yo le daría...

Los Distintos me miraron.

-Lo único que podría entregarle sería mi corazón.

Silencio absoluto.

-¡Awww! -dijeron las mujeres.

-...- dijeron los hombres.

La sesión de preguntas y respuestas había terminado. Me llevé tímidamente el sanguche de milanesa a la boca y lo mordí con triunfal dignidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario