viernes, 17 de julio de 2015

Semáforo emocional



Para compensar la abrupta disminución de publicaciones en estos últimos días, resumo los acontecimientos de esta semana en tres colores primordiales.


• ROJO: Corte de luz de casi dos días de duración. Tragedia griega. Inmediata emigración de celulares hacia enchufes extranjeros. Aumento en el consumo de velas. La gata inquieta. Casi no me dejó dormir toda la noche. El perro durmió en mis pies.

• AMARILLO (sí, esto está escrito en naranja, pero si lo escribo en amarillo, nadie lo podrá leer bien): Advenimiento del día del amigo. ¿Qué hago? Previsible estallido de teléfonos en la pizzería este fin de semana. Mi hermana se prepara para unos exámenes finales. Ausencia de mi hermano en la casa. Bloqueo de escritor; nada grave. Cambio de celular.

• VERDE: Regresó la electricidad. ¡Viva! Un libro de trescientas páginas leído. Un poema de Borges. Dos canciones escritas. Un episodio de Más allá del jardín visto. Dos programas de radio. Ciento ochenta y ocho mensajes que recibió un amigo mío. Un CD devuelto. Charlas con los Distintos.


Éste ha sido el semáforo emocional de la semana. ¿Cuál ha sido el tuyo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario