sábado, 8 de agosto de 2015

Ocho reglas para escribir en público



Cada escritor se impone a sí mismo una serie de condiciones para construir su estilo. Este blog está atado a ciertas convenciones imprecisas. De vez en cuando he roto alguna de las reglas que a continuación aparecen; hay ocasiones en las que parecen sólo sugerencias escritas, mapas éticos o enunciados generales que admiten excepciones.

En este espacio virtual hay reglas que yo debo reconocer. Y son las siguientes:


• Escribir un artículo por día.

• No escribir malas palabras.

• No publicar poesías.

• No revelar nombres o apellidos de personas reales.

• No hacer catarsis.

• No incluir imágenes.

• No hablar de lo que todo el mundo habla.

• No deprimir y/o aburrir al lector.


Una de las cosas que me hubiese gustado escribir es el célebre Decálogo del perfecto cuentista, de Horacio Quiroga. Me limito a exponer estos ocho parámetros exclusivos para la escritura pública.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario