viernes, 4 de septiembre de 2015

La carta encontrada en Rivadavia 6483


La noche del viernes pasado, después de salir del trabajo, encontré algo que cualquier escritor desearía encontrar. Una carta. Una epístola abandonada en los bordes de la avenida Rivadavia al 6400. Si la memoria no me falla, delante de un comercio ubicado al lado de un banco en Rivadavia 6483, en el barrio porteño de Flores, el día viernes 28 de agosto después de las 23:30 hs. Papel amarillento, veinticuatro renglones horizontales grises, la semihuella de una zapatilla en la superficie trasera. La letra, limpia y curva y azul, confunde al ojo desprevenido la ‘a’ con la ‘o’ y pertenece a una mano de mujer. Intentaré transcribir lo mejor posible esta inesperada pieza de tiempo.


lo mejor no encontrabas pasaje y no podia
venir y eso solo me basto para que pasara
casi toda la noche sin dormir y llorando ¿te
podes imaginar con que cara me desperte?
mi flia creia que estaba enferma y queria
dejarme en la cama._
Bueno Ernesto esta vez voy a ser breve
porque no tengo que ponerte mas que contarte
y espero decirte todo lo que deseo el sabado
próximo..
Muchos saludos para vos de toda mi familia y un un beso grande de

Alicia

Hasta el sabado querido.


A juzgar por el comienzo ‘cortado’ de la carta, quiero inferir que el resto del río de tinta dirigido al conjetural Ernesto ha llegado a su destino o aterrizó en la basura. He respetado incluso la ausencia de tildes, una prominente e irresistible tachadura, y la disposición de las palabras y la firma en cada renglón, en la posición en la que aparecen sobre el papel.

El documento está en mi poder. Créalo o no.

Imagine, lector, las infinitas posibilidades detrás de esta carta. ¿Quién es Ernesto? ¿Qué fue lo que sucedió el sábado prometido? ¿Por qué la mujer lloró toda la noche? ¿A qué se refiere exactamente con el ‘pasaje’? ¿Cuándo ocurrió todo esto? ¿En qué contexto se escribió esta carta?

Enigmas que jamás resolveré. Meto la carta en las páginas de un libro, meto el libro en una biblioteca llena de libros. Una joya literaria, una gema de tinta. Un misterio imposible de resolver, un secreto público que tendré que llevarme a la tumba.

¿Quién es Alicia?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario