Contra las corrientes del olvido



Escribir no es olvidarse del mundo, sino volver a entrar a él por la puerta trasera.

Comentarios