martes, 5 de enero de 2016

Las migajas de Helicón (poema)

No abuses de la sombra de las musas
ni a Dios exijas más de lo debido:
no sea que condenes al olvido
las palabras que en tu poesía usas.

Si a las hijas de la Memoria acusas
de ignorar la inspiración que has pedido,
tu soneto a cenizas reducido
quedará. No las Ménades intrusas

que al de Calíope hijo despedazan
a consumar tu obra te ayudarán.
Las manos de los hijos de los hombres

escriben entre las rimas los nombres
de los poetas que te inspirarán
a completar lo que tus plumas trazan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario