viernes, 6 de mayo de 2016

Triple recomendación: “Maus”, “The Sandman” y “Watchmen”



Después de tantos días de ausencia, regreso a Opiniones marginales. La razón de mi efímera desaparición es simple: parciales.

Ahora, hablemos de cómics.

Hace poco, me preguntaron qué cómics podría recomendar para una digna iniciación en el mundo de las viñetas. Realmente, no me considero un especialista del noveno arte. Sin embargo, he leído más títulos de los que pensaba que leería en mi vida. Algo es algo.

Lo que me hace preguntarme a mí mismo qué clase de cómics me gustan y por qué.

Aunque tuviera treinta o cincuenta títulos en mente, reduzco la lista a tan sólo tres obras extraordinarias que hasta el día de hoy me producen una fascinación imborrable y casi infinita.



Maus, de Art Spiegelman

Alternativo, contracultural, autobiográfico, alegórico, profundamente humanista y formalmente transgresor. La obra de Art Spiegelman ha traspasado las fronteras del tiempo y del espacio, e incluso muchos jóvenes de nuestra generación se conmueven con este verídico relato del Holocausto hecho fábula. La historia que sangra el padre se transforma en el relato de un hijo con una relación conflictiva con su progenitor.






The Sandman, de Neil Gaiman

¿Cómo definir a una obra cuyo personaje principal es la encarnación del sueño mismo? El mundo de los sueños es más real de lo que imaginamos. The Sandman, de Neil Gaiman, es una obra monumental que se ha enriquecido con el lápiz de excelentes dibujantes, personajes inolvidables, mitologías ancestrales, historias cruzadas e innumerables referencias culturales.






Watchmen, de Alan Moore y Dave Gibbons

Watchmen no es un cómic. Es EL CÓMIC. No sé si el primer cómic que debas leer, ya que en realidad es una deconstrucción de las historias de superhéroes. ¿Cómo repercutiría la existencia de justicieros enmascarados en el mundo real? ¿Cómo esto nos afectaría política, económica, social y culturalmente? ¿Qué pasaría si la esperanza de toda la humanidad recayera en los hombros de un hombre cuyos superpoderes mantienen a Estados Unidos en la cima del mundo durante la Guerra Fría? Todo comienza con una simple pregunta: ¿Quién mató al Comediante?





Maus, The Sandman y Watchmen. Tres obras que me marcaron como lector y como narrador de historias.
Y que las super-hiper-recomiendo.

¿Qué opinan?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario