miércoles, 29 de junio de 2016

Cantar del perro siberiano



Título: Los ojos del perro siberiano
Autor: Antonio Santa Ana
Fecha de publicación: 1998
Género: Literatura juvenil














Una novela breve y dolorosa
que en mi preadolescencia he leído,
cuya descorazonadora prosa
difícilmente caiga en el olvido.
La historia es delicada como rosa
que nos incrusta al mínimo descuido
sus espinas en las palmas desnudas
tras describir realidades crudas.

Porque en el mundo nada se compara
a la pérdida de un ser querido.
El tiempo se detiene, se nos para,
y a semejanza de un león herido,
sigue adelante, plantándole cara
a un futuro que parece destruido:
es la Muerte que al final del camino
recorta el hilo de nuestro destino.

¡Cuán horrible es la Muerte para algunos,
y cuán apacible parece a otros!
Antonio Santa Ana, como ninguno,
proyecta su talento hacia nosotros:
sin ser un magistrado o un tribuno,
maravilla a cada uno de vosotros
con un estilo sencillo y profundo
que puede conmover a todo el mundo.

El narrador es un violonchelista
que antes de abordar un viaje en avión
rememora con memoria de artista
una frase sobre el hombro de Orión
que aunque no lo parezca a simple vista
es una premonitoria alusión
al desenlace de esta novela
que a más de un lector dejaría en vela.

Prever el final poco nos importa
si lo que interesa es el desarrollo:
hasta la frase más sutil y corta
nos dibuja en el alma un profundo hoyo
cuyo dolor sangrante nos exhorta
a hacer a un costado el orgullo criollo
para llorar las penas del que narra
mientras éste en las letras se desgarra.

Tal impacto produjo en Argentina
esta novela corta que domina
temas tan universales con fina
pluma y maestría cristalina,
que su grata lectura se destina
a los institutos por su divina
forma de expresar en palabras bellas
realidades que te dejan huellas.

Decir muchas más palabras no quiero;
sólo agregar que es lectura perfecta
para quienes inician el sendero
de la literatura. ¡Qué correcta
elección la del corazón sincero
que quiere seguir la línea recta
de las buenas historias que cosechan
reflexiones en los tiempos que acechan!

Si no lo has leído, lo recomiendo;
si lo leíste ya, dime qué opinas.
Porque a medida que lo vas leyendo
se te hunden en el pecho las espinas
de un hecho que aún sigue sucediendo
aun mucho más de lo que tú imaginas.
Una verdadera canción de vida
cuyo punto de partida es el SIDA.

7 comentarios:

  1. ¡Hola!
    De momento, lo dejo pasar.
    Magnífica reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  2. Hola! Antes que nada, me llamó mucho la atención tu forma de armar las reseñas, en versos. Es increible, porque imagino que debe ser un trabajo bastante complicado, por lo menos para mí sería.
    Con respecto al libro, me suena mucho el título, pero no logra conquistarme del todo, probablemente porque no es mi estilo.
    Te felicito por tu blog. Te sigo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace bastante y admito que no recuerdo casi nada. Como tuve que leerlo por obligación, sé que no lo disfruté mucho, pero que la historia me atrapó (el problema era leerlo siguiendo consignas).
    Algún día volveré a pasar por sus páginas. Siento que lo disfrutaré más ahora, siendo adulta.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Me encantan estas reseñas. Este es un libro que me recomendaron muchísimo, pero nunca lo leí, no sé por qué. Siempre tuve buenas referencias de él y saber que tuvo un buen impacto en vos me da mucha motivación.
    Espero leerlo y compartir opiniones :D un beso

    ResponderEliminar
  5. Hermosa novela y hermosa tu reseña, me encanta cómo las escribís, es muy original! <3
    Un saludito!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Primero que nada quiero decir que es muy original la forma de la reseña (aunque en cierto punto se me haya un poco densa, y eso que me gusta la poesía). Lo leí hace muchos años, y si bien me gusto, creo que fue plano, que hubiera estado interesante que el autor investigara mucho más sobre el tema, ya que hubiera sido interesante ver una expansión del relato y convertirlo también en un vehículo para crear consciencia sobre la problematica SIDA y VIH, más por la época en que fue escrito, donde los prejuicios eran muy abundantes (y algunos permanecen hasta hoy día).
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola! Comparto con Luz la originalidad de la reseña, pero a mi tambien se me hizo medio densa :/ Que suerte que te hayas animado a algo asi!! Esta muy bueno probar nuevas cosas..
    Yo lo leí hace un año y me encantó porque la crueldad sincera con la que se cuenta la historia, más en esos tiempos donde estaba tan mal visto tener SIDA o VIH y todo lo que nos cuenta la historia que eso conllevaba..
    Nos leemos!
    Naty delosdevoralibross.blogspot.com

    ResponderEliminar