martes, 5 de julio de 2016

Reseña: “Argentina Zombie”, de Luciano Saracino y Daniel Eduardo Mendoza







Hemos venido a contar otra historia.










Literatura, historia y muertos vivientes. Tres elementos que constituyen una fórmula irresistible. Si a esto incorporamos el estilo humorístico de Luciano Saracino y las ilustraciones de Daniel Eduardo Mendoza, el resultado es un libro que honra el género zombie desde la argentinidad y que parodia a la vez el revisionismo histórico y la «rigurosa» ciencia de escribir el origen de la patria.

Este experimento literario no constituye ninguna novedad en el mercado editorial: Max Brooks es la pluma maestra detrás de Zombi - Guía de supervivencia (2003) y Guerra Mundial Z (2006); su segundo libro mereció una adaptación cinematográfica en el 2013, con Brad Pitt en el papel protagónico. Brooks contemporizó al muerto viviente tradicional en la postmodernidad de las armas de destrucción masiva, la fragilidad de los países del Tercer Mundo y la hegemonía de la industria farmacológica. El zombie no necesita ser más rápido ni el virus ser más letal para agujerear un país. Obviamente, los que hicieron la peli de GMZ no opinan lo mismo.

Tanto Saracino como Mendoza repiten el mismo procedimiento que efectuó Brooks en sus obras ya mencionadas: rescatar el arquetipo tradicional del muerto viviente y a partir de él trazar un hilo conductor que interconecte una serie de relatos comunes. En Guerra Mundial Z, los acontecimientos que tienen lugar en el libro son relatados desde el punto de vista de diferentes personajes, desde científicos y militares hasta civiles y testigos directos de los hechos. Es decir que tanto en el libro que reseño ahora como en la obra de Brooks, no existe un protagonista central que acapare toda la atención, sino que a medida que avanza la historia, nos encontramos con una diversidad de personajes que enfrentan o sufren la amenaza de los muertos vivientes de múltiples maneras. Y si en Zombi - Guía de supervivencia, Brooks ilustraba cómo prepararnos para un ataque de estas características en tiempos presentes, Argentina Zombie nos ofrece una serie de relatos acerca de cómo nuestros próceres sudamericanos pudieron haber lidiado con los caminantes en un pasado donde no existían armas automáticas, protocolos de cuarentena o trajes aislantes.

A diferencia de otras historias del género, donde la epidemia se presenta como un accidente de laboratorio o un experimento bioquímico que se salió de control, Argentina Zombie sube ligeramente la apuesta al retroceder en el tiempo y se pregunta: ¿y si los zombies en realidad han estado presentes a lo largo de toda la historia? ¿Y si lo primero que vieron los colonizadores al poner un pie en estas tierras fue una horda de devoradores de carne? ¿Y si el Ejército de los Andes hubiera sido atacado, no por tropas realistas, sino por una ola de cadáveres caminantes ocultos al pie de la cordillera?

Si Abraham Lincoln puede ser un cazador de vampiros, nuestro General Don José de San Martín puede ser el mayor exterminador de zombies que haya existido en la historia de Latinoamérica.

Díganme, ¿no les parece una idea irresistible?




Pero el libro no se queda ahí. A través de treinta y nueve relatos el autor narra las peripecias de los antiguos rioplatenses durante y después de la época colonial, describiendo las campañas militares, las epidemias locales, los malones en la frontera y hasta los fraudes electorales en un mundo donde los zombies son moneda corriente en la vida cotidiana de los criollos.

Este libro, escrito en un tono humorístico, se deja leer con facilidad, sorprendiéndonos con una versión alternativa de la historia argentina, terrorífica y desopilante. Desde la fundación de Buenos Aires en 1536 hasta la sanción de la Ley Sáenz Peña en 1912, Argentina Zombie traza un recorrido de ultratumba a través de los acontecimientos más importantes del pasado nacional.

Las ilustraciones de Mendoza, con una calidad a la altura de un comic book, enriquecen la lectura, invocando la imagen tradicional del zombie concebido por George A. Romero: el cadáver semidescompuesto, esquelético, de ojos vacuos y fauces desencajadamente abiertas.

Argentina Zombie es una excelente lectura para pasar el rato, cumple con lo que promete y además con dibujos que son mucho más que dibujos. En fin, ¡se los hiper-recomiendo!



10 comentarios:

  1. Interesante, hace mucho quiero leer GMZ pero no lo consigo. Nunca he leído nada sobre zombies y quería empezar por uno que fuera lo más icónico posible. Quizá tenga mejor suerte con este!

    ResponderEliminar
  2. Este año lei Orgullo Y prejuicio Zombies y realmente me parecio entretenido. Creo que si puedes pasar el rato con una lectura algo disparatada y disfrutarla esta muy bien.
    Lo tendre en cuenta.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    La verdad es que no me gustan mucho las historias relacionadas con zombies. Sin embargo, me resultó interesante cómo está planteado en este caso. Aún más sabiendo que es literatura nacional. Espero darle una oportunidad en algún momento.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. A pesar de que parece interesante, para ser sincera la temática de los zombies me tiene un poco cansada. Y siempre fui mas de los vampiros que de los zombies, jaja!

    ResponderEliminar
  5. WOW Esto me dejó en shock. ¡Quiero leer este libro! Que original debe ser leer una historia así sobre tu propio país. ¿Dónde lo conseguiste? ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Vani! En realidad, este libro se publicó hace tres años. Yo lo conseguí en una sucursal de Distal Libros, en el barrio de Flores. Si se te presenta la oportunidad, ojalá lo puedas tener. Forma parte de la colección 'Reservoir Books', de la editorial Mondadori, por si te interesa saber. ¡Saludos!

      Eliminar
    2. Yo lo consegui via internet, un libro muy bueno. Que se lee como un comic. Y mientras se disfrute. Me gustaria que lo adaptaran para una serie estilo walking dead

      Eliminar
  6. Guau, me encanta la literatura nacional y los zombies también, pero este no lo conocía, me llamó muchísimo la atención. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!! Me parece muy original hablar de la Argentina pero de una manera diferente. Sin embargo, no me termina de converse aunque tenga humor siento que no es mi estilo. Me gustan los zombies en especial los de The walking dead.
    Las ilustraciones están muy buenas.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Me convenciste A lo mejor pueda conseguirlo en el Ateneo, no me gusta leer por internet. Pero es una buena forma de hacer mas interesante la historia. Eso si me gustan los dibujos. Por lo que describes es tipo un comic zombie argentino. Dicho sea de paso me gusto Lincoln cazador de vampiros es una buena manera de que los jovenes se interesen por la lectura y aprendan historia al mismo tiempo

    ResponderEliminar