miércoles, 19 de octubre de 2016

5: ¡Abandono el blog! (Una decisión inesperada...)



Después de muchas idas y venidas en todos estos años, he decidido finalmente abandonar este blog. Ésta ha sido una decisión inesperada, ya que en mi agenda personal había previsto publicar nuevas reseñas tanto para noviembre como para diciembre, y cerrar este año con broche de oro. Debo ser honesto conmigo mismo y con los que me bancan del otro lado de la pantalla: escribir en este blog ya no constituye ningún placer para mí.

Esta es la entrada Nº 495 que publico en Opiniones Marginales. Sería una lástima retirarme sin haber publicado el artículo Nº 500. Quiero dedicar estos últimos cinco artículos a despedirme lentamente de este blog, el cual me ha brindado la satisfacción de compartir mis palabras con el mundo.

Por un lado, me apena mucho abandonar Opiniones Marginales: tenía tantas ganas de seguir escribiendo acerca de lo que leo, lo que siento, lo que pienso; además, he descubierto nuevos horizontes, leyendo otros blogs e incluso suscribiéndome a canales de booktubers. Incluso me he dado el lujo de instalar un rinconcito aparte en mi blog, Blogoscopio, donde compartí mi opinión acerca de mis bloggers y booktubers favoritos.

Por otro lado, Opiniones Marginales ya ha consumado su propósito en la blogósfera, y no tiene sentido postergar lo inevitable. Si escribir no me hace feliz... ¿por qué escribo?

Sé que no puedo responder fácilmente esta pregunta en un par de líneas. La decisión está tomada. Este capitán se hunde con su barco.

Aún me quedan cinco entradas por publicar. Las palabras no son infinitas. Pero quiero retirarme de Opiniones Marginales con la certeza de que he cumplido con lo que me propuse en este espacio. Ser yo.

Me apresuro a dar gracias a todos mis lectores constantes, a los que me bancan dentro y fuera de la blogósfera, a todos aquellos bloggers, booktubers y bookstagramers que accedieron a ser entrevistados y reseñados. En honor a ellos y a los que me leen, Opiniones Marginales permanecerá en este sitio... al menos, hasta que lo cierren.

Esta noche les digo: ¡Gracias por leer, gracias por comentar y gracias por estar!

2 comentarios:

  1. Queee?? no entiendo...porqueeee?? ajajaa ya no quedan blogs sinceros y recién estaba feliz por el nuevo diseño. Es una pena que ya no te haga feliz. A mi nunca me hizo feliz escribir, simplemente lo hago porque vivo después de escribir, si no escribo, es como si no viviera realmente. Hasta que no me leo no existo. Encima, ni siquiera sé si vas a leer este comentario ajaja...no importa...aunque sea google me lee. Muchos abrazos desde lejos y no imagino cómo sería si dejara de escribir en el blog, ya me he acostumbrado demasiado a la idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Shasmine, por comentar. ^_^ Aún recibo notificaciones de comentarios, así que ya he leído los que me acabaste de dejar. :D Me encantó mucho la reflexión que has dejado aquí. ¡Abrazos y saludos para vos también!

      Eliminar