lunes, 3 de abril de 2017

Reseña: “El cuaderno rojo”, de Paul Auster




«Esto ha sucedido de verdad. Como todo lo que he escrito en este cuaderno rojo, es una historia verdadera.»










     La adquisición de El cuaderno rojo de Paul Auster ha sido una de las decisiones más azarosas e inteligentes que he tomado como lector. Prosigo, con justicia, a reseñarlo.

     La obra (que merecerá sucesivas reediciones) se publica a mediados de los noventa; las palabras se distribuyen en trece relatos cuyo común denominador es el azar. Relatos autobiográficos, anécdotas impropias, historias contadas por el amigo de un amigo. La pluma de Auster oscila inquebrantablemente estos registros.

     Hay casualidades tan casuales que no parecen sino designios del destino o de los dioses. El azar, la contingencia, lo circunstancial y lo-que-hubiera-pasado-si-no-hubiera-ocurrido. El autor aborda este espectro temático empuñando las paradojas y los sinsentidos de la vida para demostrarnos que la vida es, precisamente, ese continuum abarrotado de contradicciones y milagros cotidianos.

     Esta reseña es tan breve y verdadera como los relatos que Auster escribió en su cuaderno rojo. Si lo que él narra en esas páginas es verdadero o falso, es una labor que corresponderá al juicio del lector.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario