Reseña: “Breves relatos sobre hechos no ocurridos”, de Daniela Anselmo




«Los libros son las mentiras más hermosas que existen.»






Al terminar de leer el prólogo, me llevé una mano a la boca. Había una sonrisa en ella.

Este libro es único. Lo supe en el momento en que leí el comentario de su autora. Breves relatos sobre hechos no ocurridos ha sido una de las lecturas más placenteras, fascinantes y satisfactorias de los últimos tiempos. Daniela Anselmo, eximia fabricante de cuentos cortos cuya fama de hacedora de microrrelatos la ha hecho merecedora de miles de seguidores, irrumpe en el circuito editorial con una opera prima cargada de magia. Una magia que bebe de muchas magias, las de los libros que ha leído y la de su amor por la literatura, y sin embargo, una magia muy propia.

Este puñado de historias aborda con maestría inigualable e intempestiva originalidad un abanico de temas tales como el tiempo, la muerte, el amor, la belleza, la memoria, lo ilusorio y lo real. Los cuentos están interrelacionados entre sí, pero a su vez, cada relato funciona como una unidad independiente. El lector tiene la libertad de entrar a este laberinto de sombras por cualquier umbral y comprender sin dificultades los mecanismos del universo sobrenatural que Daniela ha diseñado con pasión y precisión.

Retrocedo unas líneas hasta recuperar la frase intempestiva originalidad, que es lo que creo que este libro tiene, porque la autora logra producir en nosotros un efecto maravilloso sin ocultar las influencias literarias que ha recibido a lo largo de toda su vida. Incluso muchos de sus relatos honran a los escritores que la han marcado en su juventud, directa o indirectamente, con referencias concretas o veladas; cualquier otro narrador habría manejado este juego de intertextualidades con torpeza peligrosa, pero Daniela no cae en la fácil trampa de los malos garfios culturales. De hecho, todo lo contrario: ¡lo disfrutás! Lo disfrutás muchísimo.

La obra de Daniela Anselmo encierra las grandes tradiciones de la narrativa universal en sus historias. Esto es: al leer sus cuentos —y la mía es una impresión personalísima— sentía que ya los había leído pero a su vez experimentaba el vértigo de quienes se pierden en un bosque de palabras por primera vez. Mientras los leía, evoqué el nombre de otros autores que me habían deleitado con sus historias: pensé en Bradbury y su amor por las bibliotecas; pensé en Borges, las simetrías y los caprichos de la memoria y el tiempo; en Silvina Ocampo, la curiosidad de los niños y la sombra de los tranvías; en Wilde, la inmortalidad de los retratos y la terrible belleza de la vida; en Gaiman, que estima la sabiduría de los gatos; pensé en Poe, a quien Anselmo venera como un alumno adora incondicionalmente a su maestro; pensé en los monstruos de mis pesadillas, en personajes victorianos y fábulas japonesas. Aunque ella tal vez no los haya leído a todos, leyó los libros que su destino le ha proporcionado, y a base de pasiones e ideas forjó sus magníficas tramas.

En otras palabras, sus cuentos tienen la forma de los relatos clásicos que tanto han deleitado a la humanidad. Y mis ojos dan fe de que todos estos hechos no ocurridos que el libro narra nos llenan el corazón de sensaciones agradables al alma.  

En este vasto cosmos literario, las vidas de los seres humanos se enredan más allá de los límites del tiempo y el espacio, formando redes enteras y aventuras extraordinarias, tragedias imprevisibles y portales entre mundos. Todo está conectado. Cada personaje y cada desventura es la parte de una unidad mucho mayor.

Es así como, sumergidos en una atmósfera color bordó —el color de la sangre coagulada, del telón en un antiguo teatro y del espumoso vino en una copa envenenada—, la pluma de Daniela nos transporta a través de calles adoquinadas, mansiones lúgubres y cementerios animados. Al finalizar el viaje, uno no resiste la tentación de sonreír. Esta expedición al corazón del universo personal de esta autora argentina ha valido cada página.

Más que una recomendación de verano, Breves relatos sobre hechos no ocurridos es la promesa de una lectura inolvidable que dejará una huella mágica en el corazón de quienes deseen explorar sus misteriosos confines.

A modo de cierre, les comparto tanto la página de Facebook como el enlace oficial de la autora.

Sin más qué decir...

¡Daniela, gracias por compartir tus historias con el mundo!


Tus lectores te lo agradecen infinitamente.

Comentarios

  1. Hola Julian!
    Suena super interesante el libro y me gusta que recomiendas autores nuevos, ¿el libro de Daniela es autopublicado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo es. Se publicó el año pasado. Afortunadamente, tuvo una gran difusión por redes sociales y está disponible para conseguirlo tanto en la librería de Capital Federal que menciona la página oficial (Borges 1975) como por envío, por si te interesa. ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Yo leí el libro hace unos días y de verdad me fascinó, pusiste en palabras todo lo que pensé cuando lo leí e incluso más. Es una excelente reseña sobre un excelente libro., escribís muy bien. Me gustaría saber cuál fue tu relato preferido. El mío fue el último, donde convergen todos, creo que simplemente es magnífico y hace que el libro termine espectacularmente: como debe ser, volándote la cabeza. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, el relato que más me gustó fue «753.000 horas»; aunque no tiene una conexión tan visible con el resto de los cuentos como el último, contiene una lindísima reflexión acerca del paso del tiempo y de la vida. ¡Gracias por tus palabras! Saludos. ^^

      Eliminar
  3. Es excelente cómo está maquetado el libro. Lo leí hace un tiempo y no dejo de pensar en cada una de esas historias. Como bien decis, se siente una mezcla de algo familiar, pero que descubris en cada párrafo nuevamente. El laberinto que propone te deja, en ocasiones, en un callejón sin salida y al próximo cuento, "paf" la salida está allí, llevándote a un nuevo lugar. Y la frase final termina de llenar y hasta rebalsar toda esa cantidad de emociones que van llenando el vaso desde que lo abris por primera vez.
    Ya lo he recomendado mucho, y muchos lo han comprado y han tenido esas mismas sensaciones que yo.
    Lo tengo alojado en mi biblioteca, metido entre mis favoritos y considero que es una gran pieza literaria para no perderse. Es un "must read" obligatorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Totalmente! Ojalá muchas más personas puedan leerlo. Este libro es una experiencia literaria apasionante y recomendable para todo el mundo. ^^ ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  4. Sigo a la autora hace un tiempo y fue por una recomendación de Facebook. No paré de seguirla y parafrasearla en mi trabajo ( soy psicologo) ya que frente a temas como el amor, la muerte, la angustia, no hay mejor material que la literatura. Su libro no pudo ser mejor descrito que diciendo que "bebe de muchas magias ... pero con una magia muy propia".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario