Una voz en el desierto (o un par de buenas noticias en medio de tanta inercia)


Sí, el blog está hecho un desierto, pero sigue siendo mío. Ja, ja. Tanto vos como yo estuvimos absortos en tus propias rutinas y proyectos. Sin embargo, me hice un tiempo para escribirles. Hoy aprovecho para compartirles un par de novedades...

• ¿Recuerdan que les dije que iba a publicar un libro? (Véase arriba y hacer clic en la imagen PRÓXIMAMENTE) Bueno, algo me dice que voy a estar nada más y nada menos que... ¡En la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires! Aplausos, aplausos. En estos días les voy a estar largando más data al respecto, pero es oficialísimo oficial. Gracias a los de Tahiel Ediciones por hacer esto posible. El martes 8 de mayo a las 19 hs. presentaré La culpa de los inocentes en el stand de la editorial.

• Estoy considerando, bueno, no cerrar el blog, pero sí buscar la manera de darle una continuidad más regulada sin descuidar el resto de las áreas de mi vida. Opiniones marginales al principio era una página donde compartía pequeños relatos sobre mi vida cotidiana, luego pasó a ser un espacio donde compartía reflexiones, luego pasó a ser un blog de reseñas que también hacía reseñas de blogs de reseñas, y ahora... Ahora estoy replanteándome seriamente una nueva dirección para el blog que se complemente con mi trayectoria literaria. Bueno, sí, apenas publiqué un libro, y no seré un John Green, pero quiero darle más cuerda a la chispa creativa, lo que significa que no todo será reseñas en este rinconcito digital. ¿Estamos de acuerdo?

Sí, sigo vivo. Sí, sigo leyendo, escribiendo y estudiando. Y este año me sorprendí a mí mismo con lo del libro. No pensé llegar tan lejos desde el Día 1 de este 2018. Si les interesa leer al Yo Narrador de Historias —que tiene un poco más de talento que el Yo Bloguero, se los aseguro—, podrán conseguir La culpa de los inocentes en el Stand 433 del Pabellón Azul.

A los que me bancan al otro lado de la pantalla... ¡gracias! Estarán informados por este medio de las próximas novedades. Nos leemos en la próxima entrada. ¡Hasta pronto!


Comentarios