“Basada en hechos reales”

     Una anécdota: papá, una noche, después del trabajo, haciendo zapping, hasta que le digo “¡Mirá, El cuento de la criada!”. Sabía que era un libro que no leí, sabía que su autora pisó la tierra argentina hace poquito. Para mí sorpresa, mi viejo lo dejó. Enganchamos justo los dos últimos episodios de la primera temporada. Mis padres y yo miramos la serie, entre mates, pausas y fríos.

     Después de una escena fuertísima, mi mamá pregunta:

     —¿Está basada en hechos reales?

     Fue como un golpe a la cara. Porque mamá veía en ese mundo de vestidos rojos algo tan parecido a la realidad que de pronto no supe qué decirle. Mis padres, mordidos como yo por la fe de Jesús, observaron atentamente los movimientos de Offred, la asfixiante opresión bajo la cofia blanca y las referencias bíblicas que comprendimos sin asombro y sin pesar, porque la Escritura también fue el idioma de nuestros adversarios cotidianos (aunque esto forma parte de otro cuento, el mío).

     ¿La leí? No. ¿La recomiendo? Sí. Hoy más que nunca. ¿Por qué? Porque lo que menos quiero es una sociedad como la de Offred. Aún si esta sociedad conjetural llegue a hacerse carne y me privilegie por el sexo.

     Por favor, no dejen que ocurra.

     “Nolite te bastardes carborundorum”/No dejes que te opriman los bastardos.


Comentarios

  1. Hola Juli! Me diste muchas ganas de ver la serie con mis viejos je, pero debo ser fuerte. Estoy acostumbrada a leer los libros antes de ver las adaptaciones, así que eso haré. No está en mis prioridades, pero le tengo muchísimas ganas a esta historia que tiene una pinta increíble. Espero que puedas leer la novela en algún momento♥
    Besoss.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario